18 de septiembre de 2009

¿Dónde está la felicidad?

Al principio de los tiempos se reunieron varios demonios para hacer una travesura.

Uno propuso:
-Tendríamos que robar algo a los hombres. El problema es: ¿qué les robamos?.

Tras pensarlo mucho, uno dijo:

-¡Ya lo sé! Les robaremos la felicidad. Pero el problema está en dónde esconderla para que no la puedan recuperar....
Uno opinó:

- Podríamos esconderla en la cumbre de la montaña más alta.

Pero inmediatamente, otro replicó:

- No, recuerda que tienen fuerza. Alguna vez alguien puede subir y encontrarla. Si uno la encuentra, enseguida todos sabrán dónde está....

Inmediatamente otro propuso:

- Vamos a esconderla en el fondo del mar....

Pero acto seguido le replicaron:

- No, recuerda que son curiosos. Alguna vez alguien llegará a construir un aparato para poder bajar y la podrá encontrar....

Y todavía otro dijo.

- Escondámosla en un planeta bien alejado de la Tierra.

Y le respondieron todos:

- No, recuerda que son inteligentes, y cualquier día habrá alguien que construirá una nave que pueda viajar y descubrirla. Y entonces, todos tendrán la felicidad...

El último de ellos era un demonio que hasta aquel momento había estado callado escuchando atentamente cada una de las propuestas de los otros. Tras hacer un análisis de cada una, propuso:

- Creo saber dónde ponerla para que realmente nadie nunca la encuentre.

Los demás, sorprendidos, le dijeron a coro:

- ¿Dónde?

El demonio respondió:

- La esconderemos dentro de ellos mismos. Estarán tan ocupados buscándola fuera, que nunca la encontrarán.

Todos reconocieron que tenía razón y estuvieron de acuerdo. Y, desde entonces, ha sido así.
La felicidad esta dentro de tí
El hombre se pasa la vida buscando la felicidad por todas partes sin darse cuenta que la lleva escondida dentro de sí mismo.
Una vez, alguien me dijo: "No busques pilares fuera, no te apoyes en ellos, porque si ese pilar se va te quedarás cojeando. Lo único que necesitas para ser feliz, lo llevas dentro de ti"

14 de septiembre de 2009

Gracias a todos

Espero que me disculpen por este post tan tardío.
Suelo cumplir con estas cadenas. Y no piensen que ha sido por no querer agradecérselo, ha sido por falta de tiempo... aunque eso me temo que no es excusa.
De todas formas... Gracias a todos!!


GRACIAS PITUSA
Pd: Enhorabuena por ese premio del "Blog del día"

Gracias a todos, de verdad.
Y estos premios son para todos vosotros: Fire, Pitusa, Mirloniger, Fugaz, Lulú, Nerim, Bastet, Ki, Ivana, Naia, Mia, Natacha, Diosaoasis, Indra, Deva, Isabel, kayako, delaRosa... y también a la gente de la tribu. Disculpas si me dejo alguno... En definitiva, quiero premiar a todos lo que he conocido por este mundo y habeis estado leyendo y siguiendo este blog.
Y no pienses amiga, que te dejo olvidada, estos premios van para ti también Nerina, GRACIAS por tanto.

8 de septiembre de 2009

Las alas son para volar

Y cuando se hizo grande, su padre le dijo:
- Hijo mío, no todos nacen con alas. Y si bien es cierto que no tienes obligación de volar, me parece que sería penoso que te limitaras a caminar, teniendo las alas que el buen Dios te ha dado.

- Pero yo no sé volar - contestó el hijo.
- Es verdad... - dijo el padre y caminando lo llevó hasta el borde del abismo en la montaña.
- Ves, hijo, este es el vacío. Cuando quieras volar vas a pararte aquí, vas a tomar aire, vas a saltar al abismo y extendiendo las alas, volarás.

El hijo dudó:
- ¿Y si me caigo?
- Aunque te caigas no morirás, sólo algunos machucones que te harán más fuerte para el siguiente intento - contestó el padre.

El hijo volvió al pueblo, a sus amigos, a sus pares, a sus compañeros con los que había caminado toda su vida. Los más pequeños de mente le dijeron:
- ¿Estás loco? ¿Para qué? Tu viejo está medio zafado... ¿Qué vas a buscar volando? ¿Por qué no te dejas de pavadas? ¿Quién necesita volar?

Los más amigos le aconsejaron:
- ¿Y si fuera cierto? ¿No será peligroso? ¿Por qué no empiezas despacio? Prueba tirarte desde una escalera o desde la copa de un árbol, pero... ¿desde la cima?

El joven escuchó el consejo de quienes lo querían. Subió a la copa de un árbol y, con coraje, saltó... Desplegó las alas, las agitó en el aire con todas sus fuerzas pero igual se precipitó a tierra...

Con un gran chichón en la frente, se cruzó con su padre:
- ¡Me mentiste! No puedo volar. Probé y ¡mira el golpe que me di! No soy como tú. Mis alas sólo son de adorno.
- Hijo mío - dijo el padre - Para volar, hay que crear el espacio de aire libre necesario para que las alas se desplieguen. Es como para tirarse en un paracaídas, necesitas cierta altura antes de saltar.


Para volar hay que empezar corriendo riesgos.
Si no quieres, quizás lo mejor sea resignarse y seguir caminando para siempre.

J.Bucay


Otro de mis cuentos favoritos. Supongo que será por el valor que nos transmite a seguir hacia delante y cumplir nuestros sueños.

Siempre me quede con el título del cuento "Las alas son para volar" , y he andado repitiendome en mi cabeza esa frase, una y otra, una y otra vez... hasta hacerla mía.
Y llegó, el día por fin llegó... estaba dispuesta, estaba preparada... era el momento de echar a volar... y llegó... también llegó... el chichón en la cabeza.

Pues no basta con tener alas, debes tener cierta altura, tener espacio... en definitiva, un buen terreno para volar.
Todavía mi terreno no esta listo, pero aun así, seguiré asumiendo los riesgos, con las esperanza de que algún día, pueda volar.
Pues sería una lástima, desaprovechar estas alas.
¡Saludos a todos!
Ya estoy de vuelta.

Follow by Email