22 de diciembre de 2009

Uno crece...

Una tras otra decepción, pero no es excusa para abandonar, para continuar mi camino. No importa los desplantes que te hagan, no importa si la vida se pone un poco más dura. A veces es necesario, para continuar creciendo y para seguir aprendiendo.
Hoy no es un día bonito, una de aquellas personas que deberían de estar a mi lado... me ha dejado de lado... una vez más.
No importa, seguiré mi camino. No dejaré que esta herida me sangre mucho, no llevaré esta cruz a cuestas, no se todavía como, pero voy a salir adelante.


¿Y tú? ¿Cuando fue la última vez que crecistes?

Follow by Email